Mes: marzo 2014

¿Qué son los adverbios?

Un adverbio es un tipo de palabra invariable que actúa como núcleo del sintagma adverbial, complementando a un verbo, un adjetivo o bien otro adverbio.

Las funciones sintácticas del adverbio son, exceptuando la de núcleo del sintagma adverbial, las de complemento ocasional del verbo, la de cuantificador, grado o bien complemento del adjetivo («muy bueno», «recién hecho») y las de cuantificador de otro adverbio («bastante lejos»). Ciertos adverbios pueden marchar como predicado dirigido hacia un sujeto y al lado de una cópula verbal («está divinamente»).

El adverbio es un modificador y puede alterar al verbo, a otro adverbio o bien a un adjetivo, presentando información ocasional de estos en ocasiones de toda la información.

Los adverbios representan las palabras que conforman una oración y expresan diferentes circunstancias o bien alteran al verbo, a un adjetivo o bien a otro mismo adverbio. Los adverbios cumplen el rol de complementos casuales y son invariables puesto que no poseen ni número ni género.

Los adverbios pueden ser de modo, tiempo, sitio, duda, aseveración y negación.

Los adverbios de modo se forman a través de los sufijos “-psique” y “-as” al final de la palabra, y / o bien agregando al comienzo de la palabra el prefijo “-a”

Ejemplo: Juantio (sujeto) corrió (verbo) de manera rápida (adverbio) hasta su casa.

Algunas de las palabras consideradas por la gramática tradicional precientífica como adverbios pueden considerarse en categorías independientes. De esta forma los adverbios de localización, modo y cantidad semejan formar una clase natural, mas los adverbios «epistémicos» semejan formar desde el punto de vista sintáctico una clase aparte. Por poner un ejemplo, los «adverbios de negación» en muchas lenguas pueden considerarse una clase aparte (epistémicos negativos). Estas palabras negativas pueden actuar como núcleos del llamado sintagma de negación que posee propiedades y requerimientos sintácticos diferentes al de un sintagma adverbial.

Anuncios