Ejemplos de adverbios y textos para identificar

Los adverbios forman una clase de palabras que se caracterizan por los próximos rasgos:
1 Son palabras tónicas (salvo tan y los relativos donde, cuando, como y cuanto, de esta forma como como).
dos Son palabras invariables, no poseen desinencias.
tres Poseen significado propio.
Los adverbios son palabras que expresan circunstancias de diverso tipo: sitio, tiempo, modo, cantidad, aseveración, duda, inclusión …
1. Concepto
Morfología
Los adverbios son una categoría muy heterogénea (carecen de unidad morfológica). Se clasifican, al lado de las preposiciones y conjunciones, como palabras-partículas invariables, puesto que no poseen morfemas flexivos de concordancia con ningún elemento de la oración.

Morfológicamente presentan diferentes posibilidades:

a) ciertos admiten diminutivos (cerquita, prontito)

b) ciertos admiten el morfema cuantificador de grado a través de la anteposición de cuantificadores o bien la adición de sufijos (muy cerca, lejísimos, mejor)

c) hallamos adverbios simples (el día de hoy) y compuestos (apenas, enfrente, antes de ayer)

Dentro de los adverbios de sitio hay 2 conjuntos: los adverbios demostrativos (acá, allá, ahí) y los adverbios locativos, que se distribuyen en 2 conjuntos en parejas de antónimos:
1- delante/detrás, encima/debajo, dentro/fuera, cerca/lejos.
dos- adelante/atrás, arriba/abajo, adentro/afuera.
Los del primer conjunto (encima, debajo, etcétera) pueden llevar un complemento encabezado por la preposición de. Esto no ocurre con los adverbios del segundo tipo (arriba, abajo, etcétera).

Enlaces: Mas ejemplos de adverbios | ejemplos de determinantes

Ejemplos de adverbios

Conforme la gramática tradicional, el adverbio es un modificador del verbo, de un adjetivo o bien de otro adverbio.

Definición: Los adverbios sirven para apuntar circunstancias del verbo: L. vive lejos.

Para identificar al adverbio, debemos insistir en que “El adverbio agrega siempre y en toda circunstancia a una palabra, en general al verbo, circunstancias de sitio, tiempo, cantidad, modo, intensidad en el enunciado, etcétera, si bien asimismo puede afectar a un substantivo e inclusive a una oración entera”.

Conforme a esto, los adverbios se dividen por su significación en varias clases:

Adverbios de sitio: cerca, lejos, enfrente, detrás, arriba, encima, debajo, fuera, etcétera Y demostrativos de sitio como: acá, ahí, allá, aquí, allí, acullá.

Adverbios de tiempo: ya antes, después, entonces, despacio, aprisa, incluso, aun, siempre y en todo momento, jamás, nunca, etcétera Ahora, el día de hoy, mañana, el día de ayer y entonces (en aquel tiempo)

Adverbios de modo: bien, mal, apenas, recio, buenamente, sencillamente, justamente.

Adverbios de cantidad: mucho, poco, harto, bastante, además de esto, demasiado, más, menos, algo, nada, etc.

De orden: en primer lugar, Recientemente, sucesivamente

De aseveración: sí, efectivamente, asimismo, verdaderamente

De negación: no, jamás, nunca, tampoco

De duda: quizás, quizás o bien quizás

Existen abundantes adjetivos que pueden ejercer la función de adverbios, como claro, recio, alto, limpio. Es simple determinar en todos y cada caso si les toca una o bien otra función, dependiendo de si alteran a un substantivo o bien a un verbo. Por poner un ejemplo, claro será adjetivo en lenguaje claro, agua clara, mas será adverbio en charlar claro, redactar claro.

Ejemplos de adverbios de duda

Son aquellos que expresan duda o bien incertidumbre. Acá cuentas con ciertos ejemplos de adverbios de duda:

Adverbios de Duda → expresan duda o bien probabilidad: Quizás, quizá, seguramente, probablemente, igual, quizás → Tal vez sea cierto

Adverbios de duda: seguramente, tal vez, quizá, quizá, a lo mejor, puede, puede ser.

Las funciones sintácticas del adverbio complementan circunstancialmente al verbo o bien cuantifican a otro adverbio. En determinados casos los adverbios poseen la función de predicados destinados a un sujeto.

Ejemplos de adverbios de lugar

 

Son adverbios de sitio las próximas palabras: acá, allí, fuera, aquí, abajo, delante, alrededor, adelante, atrás, arriba, debajo, cerca, enfrente, encima, lejos y fuera.

El jarro se halla sobre la mesa.
La camilla está delante de la ventana.
Una mesa está lejos y la otra enfrente de la puerta.
El florero está fuera de su sitio.
abajo M. se tendió boca abajo
acá Acá lo vamos a celebrar
ahí Nos comentó que justamente ahí lo atraparon
allá Allá en España
allí Allí, en su propia casa, prepararon la sorpresa
aquí Traelo aquí
alrededor Plantaron arboles cerca de la plaza
arriba Guardaron la caja en la una parte de arriba
atrás Ellos estaban sentados atrás
cerca Lo hallaron cerca de su casa
debajo Encontrò su zapato bajo la mesa
delante A. se sentó delante de P.
detrás Tras el escritorio hay una ventana
donde Fui allá donde se edificó la escuela
encima Puso el celular sobre la mesa
enfrente Estaba caminando en la vereda de enfrente
lejos R. fue a caminar lejos de su barrio

¿Qué son los adverbios?

Un adverbio es un tipo de palabra invariable que actúa como núcleo del sintagma adverbial, complementando a un verbo, un adjetivo o bien otro adverbio.

Las funciones sintácticas del adverbio son, exceptuando la de núcleo del sintagma adverbial, las de complemento ocasional del verbo, la de cuantificador, grado o bien complemento del adjetivo («muy bueno», «recién hecho») y las de cuantificador de otro adverbio («bastante lejos»). Ciertos adverbios pueden marchar como predicado dirigido hacia un sujeto y al lado de una cópula verbal («está divinamente»).

El adverbio es un modificador y puede alterar al verbo, a otro adverbio o bien a un adjetivo, presentando información ocasional de estos en ocasiones de toda la información.

Los adverbios representan las palabras que conforman una oración y expresan diferentes circunstancias o bien alteran al verbo, a un adjetivo o bien a otro mismo adverbio. Los adverbios cumplen el rol de complementos casuales y son invariables puesto que no poseen ni número ni género.

Los adverbios pueden ser de modo, tiempo, sitio, duda, aseveración y negación.

Los adverbios de modo se forman a través de los sufijos “-psique” y “-as” al final de la palabra, y / o bien agregando al comienzo de la palabra el prefijo “-a”

Ejemplo: Juantio (sujeto) corrió (verbo) de manera rápida (adverbio) hasta su casa.

Algunas de las palabras consideradas por la gramática tradicional precientífica como adverbios pueden considerarse en categorías independientes. De esta forma los adverbios de localización, modo y cantidad semejan formar una clase natural, mas los adverbios «epistémicos» semejan formar desde el punto de vista sintáctico una clase aparte. Por poner un ejemplo, los «adverbios de negación» en muchas lenguas pueden considerarse una clase aparte (epistémicos negativos). Estas palabras negativas pueden actuar como núcleos del llamado sintagma de negación que posee propiedades y requerimientos sintácticos diferentes al de un sintagma adverbial.